lunes, 3 de diciembre de 2012

Cuando tú y yo seamos

Las arrugas de los autobuses,
los intervalos en la noche.
Así cambian las palabras
en nuestra lengua de malas traducciones.

Qué mentirías si nunca te tuve como a una
 y dos,
ya estamos fuera de tu curvatura.

Yo no oigo las voces de fondo
pero sé, que se vuelven ahora
más protagonistas que nunca.
Cuando tú y yo seamos,
seremos demasiado tarde.



(A la rojeta)

8 comentarios:

  1. Los últimos dos versos son algo así como un chispazo de luz, me encanta.

    ResponderEliminar
  2. Y hay veces que llegamos tan demasiado tarde, que da rabia, a pesar de haberlo tenido desde el principio.

    ResponderEliminar
  3. Fácil pasar del ahora al ayer.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Brutal poema compañero...
    Has conseguido frases que son de aquellas que deben apuntarse en la agenda, para no olvidarlas, para llevarlas siempre encima!!

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  5. Muy chulo. Feliz año, trasnochador. Bs.

    ResponderEliminar
  6. Sino fuiste, era porque no tocaba. Pero algún día tendrá que ser, y sera brutal. :)

    ResponderEliminar